Asesoramiento y soluciones para la Agricultura

Los sistemas de cultivos agrícolas

Posted by Suez on 05-jun-2019 2:58:11

El arte milenario de cultivar la tierra -la agricultura- engloba un conjunto de técnicas y procedimientos, que tienen la finalidad de producir principalmente frutas, hortalizas y cereales, para garantizar nuestra alimentación.

Aunque parezca lógico, es importante remarcar que son las características físicas de los espacios naturales las que han determinado históricamente qué métodos son los que la humanidad debe seguir para cultivar la tierra, con el objetivo de obtener la máxima productividad de cada terreno. Estas maneras de cultivar se conocen como sistemas de cultivos agrícolas.

Mediante el siguiente artículo, el equipo de profesionales en asesoramiento y soluciones de cultivos agrícolas de SUEZ Agriculture, pretendemos aclarar cuáles son los principales cultivos agrícolas, así como su amplia clasificación, pues dependen de varios factores, tal y como veremos a continuación.

 

Tipos de sistemas de cultivos agrícolas

No existe una única clasificación de los sistemas de cultivos agrícolas, si no que se pueden categorizar teniendo en cuenta múltiples variables. Una de las más habituales es la siguiente:

  • Según su dependencia o aprovechamiento del agua.
  • Según los objetivos de rendimiento o aprovechamiento del suelo.
  • Según la magnitud de la producción y su relación con el mercado.
  • Según la variedad de productos que se cultivan.
  • Según el método y sus objetivos.

Sistemas de cultivos agrícolas según su dependencia del agua

 

  • Cultivos agrícolas de secano

La agricultura de secano es un tipo de sistema de cultivo agrícola basado en la no irrigación de los campos por parte del ser humano. Es decir, se utiliza exclusivamente el agua que proviene de la lluvia para regar la cosecha. Son propios de zonas semiáridas, donde las precipitaciones anuales se encuentran por debajo de los 500mm. Algunos cultivos agrícolas de secano típicos del Mediterráneo son: los cereales (trigo, avena y centeno), algunos árboles frutales (olivo, albaricoquero y almendro), las legumbres (guisantes, garbanzos y habas), ciertas hortalizas (tomates y cebollas), así como la vid y otra clase de árboles, como el algarrobo.

 

  • Cultivos agrícolas de regadío

En la agricultura de regadío, al contrario que en los sistemas agrícolas de secano, es vital suministrar agua a los cultivos de forma artificial, mediante la instalación previa de diversos sistemas de riego. Una gran variedad de hortalizas y árboles frutales, del mismo modo que los cultivos de arroz, remolacha y las plantaciones de algodón, requieren de la implementación de estas técnicas agrícolas para subsistir.

Si quieres saber más sobre los cultivos agrícolas de regadío, te aconsejamos nuestro artículo “Reciclaje del agua para regadío en la agricultura, donde exploramos los métodos de regadío más habituales, además de definir cómo garantizar el correcto estado del cultivo a nivel hídrico con los principales sistemas de reciclaje del agua. 

 

Sistemas de cultivos agrícolas según los objetivos de rendimiento

 

  • Cultivos agrícolas intensivos

La agricultura intensiva engloba aquellos sistemas productivos agrícolas que explotan al máximo los medios de producción. Por lo tanto, se hace un uso “intensivo” de los sistemas productivos (capital, insumos o mano de obra), con el fin de extraer un altísimo rendimiento sobre los cultivos agrícolas de una finca agraria. 

Lógicamente esta sobreexplotación tiene notables inconvenientes, como el fuerte impacto medioambiental e incluso sobre nuestra salud, tal y como comprobamos en nuestro artículo sobre cultivos agrícolas intensivos. 

 

  • Cultivos agrícolas extensivos

La agricultura extensiva, en contraposición a los cultivos agrícolas intensivos, promueve todas aquellas prácticas que no tienen como finalidad maximizar la productividad del suelo a corto plazo, mediante el empleo de productos químicos o sistemas de riego o drenajes. Es decir, estas grandes superficies, situadas generalmente en terrenos con baja densidad de población, hacen uso de los recursos naturales característicos de su ecosistema.

 

Sistemas de cultivos agrícolas según los mercados

 

  • Cultivos agrícolas de subsistencia

La agricultura de subsistencia, tal y como su nombre indica, incluye aquellos cultivos agrícolas que se caracterizan por producir alimento solo una vez al año, los cuales se almacenan y son suficientes para mantener a la familia que trabaja dichas tierras.

  • Cultivos agrícolas de mercado

Por el contrario, es un tipo de agricultura que se enfoca a la producción masiva o, lo que es lo mismo, la producción industrial de alimentos. Obviamente se diferencia de la anterior por usar un alto nivel de tecnificación, innovación e inversión de capital y demás recursos, con el fin de poder abastecer a la creciente demanda mundial de alimentos.

 

Sistemas de cultivos agrícolas según la variedad de productos

 

  • Cultivos agrícolas “monocultivo”

El monocultivo es una plantación extensa en la que se cultiva una única especie de árboles o plantas, recolectando generalmente la cosecha para su comercialización. Uno de los cultivos más representativos de esta categoría en España es, efectivamente, el olivo (Jaén). A éste le sigue el monocultivo de cereales, especialmente en Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Una de las principales ventajas es que, en poco tiempo, se obtienen grandes cantidades de alimentos básicos. Si quieres descubrir más, lee nuestro artículo: “Tipos de cultivo. Ventajas e inconvenientes del monocultivo”. 

 

  • Cultivos agrícolas “policultivo”

El policultivo es un tipo de cultivo agrícola que produce simultáneamente diferentes productos en una misma explotación agrícola. El sistema de policultivo posee varias ventajas por encima de los cultivos únicos, por ejemplo: evita las grandes cargas sobre el suelo agrícola de los monocultivos -imitando la diversidad natural de los ecosistemas-, y ayudan a frenar la sensibilidad característica de los monocultivos por las distintas plagas.

 

Sistemas de cultivos agrícolas según el método y objetivos

 

  • Cultivos agrícolas tradicionales

La agricultura tradicional utiliza los sistemas típicos de un lugar, que han conformado la cultura del mismo, en periodos más o menos prolongados. Se fundamenta en los principios de los cultivos agrícolas de subsistencia, los cuales hemos especificado con anterioridad.

 

  • Cultivos agrícolas industriales

Se corresponde a la agricultura industrial, también conocida como agricultura de mercado. Y, tal y como hemos comentado previamente, es un tipo de cultivo agrícola que se basa en la sobreexplotación de los recursos productivos para alcanzar las máximas cifras en cuanto a cantidad de alimentos. Además, los cultivos agrícolas industriales están basados en sistemas intensivos, por lo que tienen un mayor desgaste ecológico, con el fin de conseguir grandes beneficios comerciales.

 

  • Cultivos agrícolas ecológicos, orgánicos o biológicos

La agricultura ecológica lleva a cabo unos sistemas de producción que respetan la salud del ecosistema en el que se encuentran, respetando las estaciones y distribuciones naturales de las especies vegetales, impulsando la fertilidad del suelo.

Si quieres saber más sobre este tipo de cultivos agrícolas, que van abriéndose paso frente a la agricultura convencional, te sugerimos nuestro artículo: “Agricultura biológica, ecológica y sostenible”.

 

>> En SUEZ Agriculture, referentes en soluciones de agricultura y sistemas de cultivos agrícolas, te asesoramos para maximizar la rentabilidad de tu finca, venciendo los principales retos del sector.

Y todo ello lo conseguimos apostando por una agricultura sostenible, con el objetivo de producir más y mejor, con un menor coste e impacto en el medio ambiente. ¡Contáctanos!

Topics: Cultivo

sistemas de cultivos agricolas

Contacta con Nosotros

Nueva llamada a la acción

Suscríbete

Publicaciones Recientes

sistemas de cultivo