Asesoramiento y soluciones para la Agricultura

Recomendaciones de cuando y cómo realizar el abonado del olivo

Posted by Suez on 18-abr-2019 8:28:26

Si te estás preguntando cuál es el mejor abono para el olivo, la mejor época para abonar los olivos o el mejor plan de abonado del olivo, así como otras cuestiones relacionadas al cultivo de este árbol tan nuestro, has llegado al sitio apropiado.

Desde SUEZ Agriculture, expertos en soluciones y asesoramiento en sistemas de cultivo personalizadas, te facilitamos todos los aspectos que debes conocer para garantizar tus labores de abonado del olivo.

 

¿Cuál es la clave del abonado del olivo?

Para un óptimo abonado del olivo siempre debes tener en cuenta cuáles son todas sus necesidades nutricionales, que permiten al árbol producir su cosecha de forma eficiente, desarrollar los nuevos órganos vegetativos, así como garantizar el buen estado de los órganos viejos permanentes.

 calendario de las ferias de agricultura en España

 

Nutrientes principales para el abonado del olivo

  • Nitrógeno

Es el elemento protagonista del abonado del olivo, básicamente porque acelera el desarrollo del árbol y su actividad vegetativa. Además, incrementa la capacidad de asimilación del resto de elementos, siendo éste el que más influye en la producción.
  • Síntomas de carencia: entrenudos cortos, raquitismo, hojas pequeñas y deformadas, e incluso en algunas ocasiones surge lo que se conoce como “clorosis difusa”, la decoloración de las hojas. También puede verse afectado el desarrollo del ovario.
  • Abono especial del olivo: en caso de deficiencia de Nitrógeno en el olivar tradicional se aconseja aplicar entre 0,5 y 1Kg N/árbol. Es importante no superar los 150Kg N/ha.

  • Fósforo 

Forma parte de los elementos del olivo considerados como bioquímicos. Se encarga de optimizar la floración y el cuajado, del mismo modo que acelera la maduración del fruto. Es de vital importancia en los suelos calizos.

  • Síntomas de carencia:

los bordes de las hojas se vuelven de un color verde más claro, afectando indudablemente al desarrollo de las mismas. Con bastante frecuencia suelen asomar manchas necróticas en los ápices.

  • Abono especial del olivo: para subsanar la deficiencia de fósforo en el olivo, se debe aplicar 0,5 kg P2O5/árbol.

  

  • Potasio

Tiene un papel fundamental en el trasporte de los azúcares, en la transpiración y en un sinfín de procesos bioquímicos del olivo. Además, perfecciona la calidad de la aceituna y su tamaño, del mismo modo que acrecienta la resistencia del olivo a las heladas y enfermedades criptogámicas.

  • Síntomas de carencia: reducción del tamaño de las hojas, con la aparición de zonas de color marrón en el ápice. Asimismo, el crecimiento vegetativo también se reduce.
  • Abono especial del olivo: si te dedicas al cultivo del olivo sabrás que corregir la falta de potasio en una plantación no es tarea sencilla, por esta razón es imprescindible mantener una buena concentración de este elemento en las hojas del árbol. ¿Y cuál es la cantidad de abono por olivo? En este sentido, el olivar agradece el abonado potásico que se sitúan entre 1 y 2 kg K2O/árbol.

 

  • Calcio

Es el elemento encargado de la mejora del desarrollo del sistema radicular del olivo. Es importante que no exista carencia de calcio porque en los suelos calizos se presenta de modo insoluble y causa verdaderos problemas

  • Síntomas de carencia: clorosis intensa en las hojas y reducción del sistema radicular.
  • Abono especial del olivo: si te dedicas al cultivo del olivo sabrás que corregir la falta de potasio en una plantación no es una tarea demasiado sencilla, por esta razón es imprescindible mantener una buena concentración de este elemento en las hojas del árbol. ¿Y cuál es la cantidad de abono por olivo? En este sentido, el olivar agradece el abonado potásico que se sitúa entre 1 y 2 kg K2O/árbol.

Micronutrientes principales para el abonado del olivo

 

  • Boro

Interviene en la floración y en la calidad de los frutos, siendo el máximo responsable de si la futura producción será buena, media o mala. Se aplica periódicamente en suelos calizos o de pH alcalino.

 

  • Hierro

La falta de este micronutriente provoca al olivo clorosis férrica, puesto que el hierro aumenta los niveles de clorofila y, por consiguiente, la calidad y rendimiento graso del fruto.

 

  • Zinc

Cuando hay carencia de este microelemento aparecen manchas amarillas, se detiene el crecimiento de los brotes y se forman rosetas en los nudos. El zinc es vital porque incentiva el crecimiento vegetativo del olivo.

Por último, cabe mencionar dentro de los micronutrientes del cultivo del olivo el cobre y el magnesio.

 

Recomendaciones para el abonado del olivo

 

  • Calendario del abonado del olivo:

Según Fertiberia, compañía con reputada experiencia en el sector de los abonos y fertilizantes agrícolas, “el momento de aplicación del fertilizante es inmediatamente después de la recolección, entre los meses de enero y marzo según el año, ya que esta operación supone un estrés importante para el cultivo que debe ser compensado de forma inmediata para preparar la siguiente cosecha”.

 

  • Plan del abonado del olivo:

Además, sus especialistas añaden que “los nutrientes deben ser localizados en toda la zona de influencia de las raíces del olivo, ya que su adecuada disposición supondrá un mejor aprovechamiento de los mismos por parte del cultivo. Además, el aporte de varios elementos de forma conjunta aumenta la eficiencia de todos ellos”.

 

El plan del abonado del olivo depende de diversas variables (climatología, características del suelo, producción, entre otras). Éstas deben estudiarse con detenimiento antes de establecer la estrategia anual para la explotación agrícola. El plan de abonado del olivo puede clasificarse en:

 

  • Plan de abonado de olivares de secano:

Este tipo de cultivos, normalmente suelen abonarse con abonos nitrogenados, especialmente en áreas de poca producción. O también se usan abonos complejos, disponibles en formato sólido o líquido. El fósforo o el potasio se suministran por separado en el mes de otoño, mientras que se abonará tras la recolección siempre que se añadan junto con el nitrógeno. En este último caso, recibe el nombre de abono complejo. El modo de aplicación es sencillo, directamente en las raíces de los cultivos para su óptima absorción o con el uso de maquinaria si se utiliza el fertilizante líquido.

 

  • Plan de abonado de olivares de riego

Para la definición de la estrategia hay que tener en cuenta la estimación de la producción del cultivo y los nutrientes que el agua también contribuirá. El nitrógeno se aplica en primavera y verano, el fósforo de forma gradual a lo largo de la campaña agrícola y el potasio hacia finales del verano y durante el otoño, porque es la época en la que el hueso se va endureciendo.

 

Por último, si lo que buscar es rentabilizar tu cultivo de olivo, te recomendamos este post sobre el olivar superintensivo.

 

Topics: Cultivo

abonado de olivo

Contacta con Nosotros

Nueva llamada a la acción

Suscríbete

Publicaciones Recientes

sistemas de cultivo